Yashica Mat 124G

Contra todo pronóstico y después de un carrete prácticamente tirado a la basura, la Yashica y yo nos empezamos a entender.
La experiencia analógica requiere más planificación, más paciencia y más dinero .... sí, entre carretes y revelados, te puede salir por un pico. Aún así, me alegro de haberla experimentado y espero seguir, al menos de manera puntual.
La Yashica Mat 124 G es una auténtica maravilla en cuanto a la profundidad de campo tan espectácular que se consigue y lo divertido que es colgársela al cuello buscando el único encuadre posible.
Se lo recomiendo a todo el mundo y aquí os muestro algunas de las que pude sacar, aprovechando la última sesión de fotos a la que asistí de colaboradora/observadora :)






Raquel | Ipernity

Mi especial agradecimiento a Juan Antonio por prestarme esta super cámara y a Cristóbal por explicarme pacientemente.

8 comentarios:

  1. Hola! No había visto tu blog, pero ahora que lo descubro me gusta mucho!! Le seguiré echando un vistazo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Es algo importante tocar y saber manejar una cámara analogica, de ahí es de donde empezamos a disfrutar verdaderamente la fotografía. Me alegro que hayas disfrutado y que lo sigas haciendo.

    ResponderEliminar
  3. Hola!!! un beso a los dos y gracias por pasarse :)
    por aquí seguiré compartiendo las experiencias y experimentos de diversa índole jejejejeje!!
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  4. Me gustan un cojón!!!!!! Sí, señora!! Bravo!!!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Brenda!
    Un abrazo : )

    ResponderEliminar
  6. Disculpa... sabras donde puedo conseguir el carrete de esa cámara? Tengo una y no tiene el carrete. Soy de México.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que a mi me lo regalaron, pero con toda seguridad en eBay lo podrás conseguir. Por lo que sé no es nada complicado : )
      Un saludo!!

      Eliminar