Creo en la igualdad, lo digo de una manera sincera, honesta. Pero, gracias al cielo somos diferentes. 
¡Vaya! tremenda hipócrita del carajo estoy hecha, cómo me contradigo, qué majadería.
Pues sí, pasa hasta en las mejores familias. Y me reafirmo en que gracias al cielo no somos todos iguales, como lo más sensato que se me verá escribir o decir. Por supuesto no hablo del género, en eso soy creyente y practicante, a veces agnóstica, pero sé que tarde o temprano la gente se dejará de imbecilidades y aprenderán de una vez, que tener una cosa u otra entre las piernas no significa más que eso, que tienes una cosa u otra y listo, sin hacernos mejores o peores que lo que tiene otra cosa ... en fin: IGUALDAD.
Mi alivio por la diferencia es porque, desde luego no somos las mismas personas calcadas, ni nos gustan las mismas cosas, ni queremos lo mismo, ni somos igual de listo o de tontos o de feos. Y se agradece.
Me pegaría un tiro si fuera como gente que conozco, recapitulo, como las que veo en el mundo virtual, este en el que nos movemos. Y menos mal que no uso Follinder ni nada de eso, porque debe ser la repanocha. 
Mola que la gente tenga esa libertad y facilidad, pero visto cómo se las gastan en redes tan familiares como el Feisbuk, lo mismo tienes a tu primo como a tu madre (yo no tengo Feisbuk y me siento como esa gente que no ve Juego de Tronos porque lo ve todo el mundo, pero la verdad es que no me gusta mucho) cómo será la cosa en una red social que es específica para ligotear.
Admiro más a la gente que usa las redes y su popularidad como excusa para hacer algo que les apasiona, como la moda, la música o cualquier afición, pero en general, pareciera que únicamente recibir "megustatumierda" enseñando boca de pato y de más poses vergonzantes, les llena los vacíos de la vida y se sienten como las estrellas del Rock de los setenta (cómo se atreven) y además sueltan retahílas relamidas, inspiradas en algún discurso Pseudo-psicológico superficial del que han hecho una interpretación más superficial, seguida de una foto al puro estilo choni-baturr@ ... Estoy segura de que más de uno y una ya tiene a alguien de su entorno en mente.
Sé que es una obviedad de narices, pero soltar un discurso en el que se afirma que si eres feo es más fácil que te dejes adular por cualquiera que si eres agraciada y que "loh tíoh son unoh hipócritah por dehconfiar máh de una guapa que de una fea", ya me parece el nivel senior de ser retrasado mental, superficial y un largo etcétera. Un montón de "megustatumierda" en publicaciones de ese tipo, IMPRESIONANTE. 
Me da hasta un poco de envidia, si al menos aprovecharan la popularidad para algo bueno, para no cosificarse para empezar y acusarnos a la gente menos agraciada de ser díscolos y livianos, teniendo en cuenta que se exhiben como el chopped en la charcutería. También tenemos la culpa del calentamiento global, de afear el planeta, somos escoria sobre la que hay que lanzar misivas sin sentido.
A pesar de todo, respeto y admiro a gente que aunque tienen ese halo de frivolidad en las redes sociales y suben fotos de dudoso gusto y demás, son personas excelentes y me ha encantado que me dieran esa lección. Pero impera la nadería y hay gente que come de ello y se podrán pasar toda la vida excusando su vacuidad, sin que podamos llevarles la contraria porque sería como quitarles el autobronceador, una crueldad.



Aprovecho la ilustración que amablemente me hizo +Jonathan Pimienta Luis 

Como decía Woody Allen, todo lo que nos dijeron nuestros padres  que era bueno, es malo. Es decir, que perdieron tiempo y el poco dinero que tenían en apuntarte a piano o a clases particulares de matemáticas, cuando tenían que haber empezado a entrenarte en la fantasía, es decir, en llevar una vida ficticia sin peso en la real.

- No quiero estudiar "Artificio y fingimiento" mamá.
- Pues es lo que hay. ¿O te quieres pasar la vida limpiando y cocinando como yo?

Al mismo tiempo, no paro de escuchar mojigaterías y moralinas, sobre todo de carácter carnal-opresivo. Me preocupa que esos dos frentes borrascosos de repente choquen entre sí y se produzca cualquier tipo de catástrofe. Como que por ejemplo, la gente no pare de hablar del tiempo, se gasten un dineral en una camiseta o se hagan cirugía estética sin parar. ¡Espera un momento! quizás me equivoque, pero lo mismo nos vamos todos a la mierda y allí donde esté, será la misma para todos y eso queridos míos, es la única cosa que se repartirá de manera igualitaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario