Hijos de Vulcano.

Siempre he querido aprender italiano y viajar a Italia y ahora sé por qué. Porque es allí donde está el que debió ser siempre mi pueblo, Piobbico.
Vulcano no era un dios de aspecto agradable, es más, al nacer su madre Juno, lo despreció por ser horroroso a sus ojos y lo tiró a un barranco. A pesar de ello, sobrevivió y con el tiempo se casó con una de las grandes bellezas del Panteón romano: Venus. Luego ella se mandó a mudar con Marte, el dios de la guerra, pero bueno, esa es otra historia. A Vulcano, se le considera por todo ello, el protector de la fealdad y es por eso mismo que, es el patrón de el Club dei Brutti (Asociación de los feos) cuyo lema reza: La fealdad es una virtud; la belleza una esclavitud.

                                       


Terminando un poco con lo que empezaba a decir, de que Piobbico debió ser siempre mi pueblo, pues tiene una explicación la mar de lógica y es que es en ese pueblecito al norte de Italia, donde se encuentra la sede de este Club, fundada por el ya fallecido Telesforo Iacobelli.
El Club tiene una tradición que se remonta al siglo XVII, en ese entonces los padres de mujeres, no demasiado agraciadas, organizaban una fiesta anual para atraer a los solteros de los pueblos vecinos. Con el tiempo, se retoma la tradición, con las variantes lógicas y adaptadas a nuestro siglo y ahora forman parte unos 30.000 miembros.
Piobbico, que ha sabido darse cuenta de que somos muchos y mejores, se ha autoproclamado "Capital mundial de los feos" y hasta en una de sus plazas han colocado un monumento en honor al Club dei Brutti.
La asociación promueve valores que abarcan un amplio espectro de problemas de nuestra sociedad que tiene que ver con el excesivo celo y valor que se le da al aspecto físico, intentando restablecer unos valores equilibrados y coherentes, que apuestan por la diversidad y el respeto.



Imagen de la sede del Club dei Brutti.

Algunas de las declaraciones de su fundador fueros estas:
"Algo debe de andar muy mal en una sociedad en la que nadie te quiere si no eres guapo".
"Estoy convencido - y otros estarán de acuerdo conmigo - que al final vamos a ganar esta lucha -contra los estereotipos de belleza- ¿Saben por qué? Porque somos genuinos, porque somos como somos. Somos los hombres y mujeres que queremos ser, que son juzgados por lo que somos y no por lo que parecemos".

¿Alguien recuerda los experimento de Pepi la guapa y Pepi la fea?:







Entiendo que para el que sea guapo de cojones, entender esta necesidad de crear una asociación debe parecerle de locos. A mi me parece de locos que tengan más facilidades en la vida por su aspecto y que siempre se presuponga que los menos agraciados somos tontos de capirote, no sabemos trabajar con la misma eficacia o incluso, que no tenemos sentimientos y no sufrimos esta dictadura de lo bello.
¿Lo peor? Al menos por lo que yo puedo haber vivido, cuando el desprecio te lo hace otro feo, en serio gente, por lo menos la solidaridad entre iguales ¿No?
Seré piobbichesi (gentilicio de Piobbico) al menos de espíritu, quizás algún día pueda hacer una visita y me den mi más que merecido carnet de socia. La verdad que es una pena que sólo tengan Feisbuk... ¡Por ahí sí que no paso! Haré un esfuerzo con lo del Italiano como cada primero de Enero.
De todos modos, el primer domingo de Septiembre celebran en la casa Club un festival en el que además se elige al presidente, veremos si este año, ahora que estoy enterada de todo este pequeño universo afín a mi, me entero de algo y me pongo al día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario